El filtro solar de las lentes


El filtro solar de una lente nos indica la cantidad de luz que la atraviesa y llega a nuestros ojos.

Existen 5 categorías, de S0 a S4, siendo la S0 la que más luz deja pasar y siendo la S4 la que menos y la única con la que queda prohibida la conducción de todo tipo de vehículos a motor.

Por eso todas las lentes de las gafas de sol Boodlife tienen filtro solar de categoría S3, el más polivalente, más recomendado y más habitual en el mercado. Perfectas para días soleados pero válidas para condiciones de menos luz y aptas para conducir.

En cambio, las máscaras deportivas Boodlife disponen de algunas lentes con diferente filtro solar, porque son un complemento de seguridad recomendado incluso cuando hay mucha falta de luz.

Todas las lentes DualSC™ de las máscaras deportivas Boodlife son de categoría S3, excepto 2 lentes diseñadas para condiciones especiales:

  • Lente DualSC™ Fire (Cat.S2): esta lente naranja está especialmente diseñada para ventiscas pero también está destinada a situaciones de poca luz como niebla intensa o bosques cerrados, ya que aumenta los contrastes y favorece la visibilidad en todas esas situaciones. Son aptas para situaciones con luz solar, pero se desaconsejan para largas exposiciones al sol si se usan en nieve.
  • Lente DualSC™ Ice (Cat.S0): esta lente transparente está diseñada para aquellas situaciones en las que no se desean alteraciones de luz en la visión, como espacios cerrados, iluminación artificial, niebla intensa o simplemente ante la necesidad de una visión natural aunque haya luz solar. Se desaconsejan completamente para su uso en nieve.

IMPORTANTE: la protección ultravioleta de las lentes no depende del filtro solar. Todas las lentes Boodlife tienen protección ultravioleta total, con Certificado Europeo UV400.